jueves, 15 de mayo de 2008

Vertigo???

Veo que por aquí hay mucha gente que le gusta la montaña, los paseos y el buen vivir. Asi que os gustará este paseo que he encontrado, no penséis que yo tengo tanto valor, pero alguno de vosotros se atreve?
Por si a alguien le apetece darse una vuelta por ahi, os cuento que esta en El Chorro (Málaga), en el Desfiladero de los Gaitanes. Son solamente 3 km colgados a 100 metros del río, y la anchura del camino..... 1 metro.
Es el caminito del Rey


5 comentarios:

filmín dijo...

Buena entrada, sí señora! ... dando yu-yu a la gente, eh?
Ya somos cuatro asiduos! Tere, Patoloco, tú y yo. A ver si los demás cogen ejemplo y se animan ... y me puedo escaquear más sin que se note :)

Patoloco dijo...

Acojona un poquito el paseo, pero yo soy muy valiente y lo haria aunque hay un problema lo mio es la bici de montaña (tengo buena excusa)ya que con bici no se puede pasar jeje...
lo de andar por la montaña se lo dejo a filmin.

Patoloco

Tere Marin dijo...

Unshu !!!impresionante!!
Casi como el que hay en la Serranía de Ronda y que se llama el" Balcón del Coño"....ya os imaginais porqué...dá tanta impresión asomarse que la mayoría de gente exclama la susodicha expresión.
Un abrazo
Tere Marin

arricove dijo...

¡Acojonante camino! Pa sacar el hipo y recomendar un infarto.
He pasado yo mas miedo que el caminante funambulista...
¡Excelente video, si señor!
Salu2

Tere Marin dijo...

Busqué su historia porque me gustó mucho el video.La encontré en inacio.com.Aquí la dejo porque vale la pena saberla.
Atípica "ferrata" con mas de 80 años de antigüedad. Sorprendente recorrido por una garganta de piedra caliza
Son seis puentes y 11 túneles los que hubo que construir para que el tren transitase por el interior de este desfiladero. Todo un reto para la ingeniería de principios del siglo pasado. Fue necesario abrir un camino franco que permitiese acceder a los obreros al interior de la enorme garganta, así como para trasladar los materiales. Así nació la pasarela que ha perdurado hasta nuestros días. Cuando en 1922 se culminó la obra, el mismísimo rey Alfonso XIII acudió a inaugurarla, recorriendo aquella senda colgada de los precipicios abiertos por el río Guadalhorce. Desde entonces se conoce como "Caminito del Rey".
Un espectacular, expuesto y aéreo paseo, hoy medio arruinado por el deterioro causado por la intemperie y los desprendimientos de rocas que lo alcanzan en bastantes tramos, pero todavía en pie y transitable, que comunica los dos extremos del desfiladero de los Gaitanes, también llamado de El Chorro.
Una sirga de acero, mas fina de lo deseable, lo recorre en su totalidad, aliviando en parte las sensaciones de angustia que inevitablemente te asaltan en algunos de los recodos del camino.
Existen varios intentos de rehabilitación, unos con iniciativa y explotación privada, es decir que se cobraría peaje, y otros pública, pero esta es la fecha en que el "Caminito del Rey" se va cayendo a pedazos cada día que pasa.
No hace muchos meses Don Juan Carlos se paseó por Canarias , visitando obras restauradas y acondicionadas que su ilustre abuelo inauguró, ¿por que no se constituye una comisión para promover la visita de nuestro actual monarca a esta también obra orgullo de nuestros regios antepasados?. Por cierto ...., se debería incluir en el mismo paquete, a pesar de la distancia geográfica, un recorrido para que viajara en el Canfranero de Huesca, línea férrea que D. Alfonso XXIII también realizó en su viaje inaugural, para que vaya tomando su Majestad nota en la desidia y el estado que e encuentran obras que tanto esfuerzo y sudor costaron en otras épocas y pida explicaciones, para verguenza y escarnio de los políticos que actualmente nos toca padecer.

Un abrazo
Tere