miércoles, 2 de abril de 2008

Conflictos generacionales

Continuando con las cosas de la Vida copio y pego un mensaje que leí hace tiempo y esta semana ha vuelto a mi buzón a través de alguien que continua aprendiendo ... de la Vida:

Conflictos generacionales:

El médico inglés Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:

1) 'Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pié cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos'.

2) 'Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible'.

3) 'Nuestro mundo llegó a su punto crítico… Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos'.

4) 'Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura'.

Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación, que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas.

entonces reveló el origen de las frases mencionadas:

La primera es de Sócrates (470-399 a.C.)

La segunda es de Hesíodo (720 a.C.)

La tercera es de un sacerdote del año 2.000 a.C.

La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia.

Padres y Madres de familia:

RELÁJENSE!!! PUES SIEMPRE FUE ASÍ...

3 comentarios:

Patoloco dijo...

Y es verdad, eso nos lo decían nuestros padres, nosotros lo decimos de nuestros hijos y nuestros hijos se lo dirán a los suyos y así continuará sucesivamente.

patoloco.

Odiseas dijo...

Es curioso que en medio de un conflicto generacional haya dos visiones tan contrapuestas: la visión catastrofista de los padres versus la iniciativa de los hijos que intentan siempre ir más allá o simplemente adaptarse a los nuevos tiempos.

Sea como sea, filmín, es un consuelo pensar que la sensación catastrofista ya la sintió Sócrates y... sin embargo, la raza humana todavía estamos aquí ;-)

Petonets mil!

Tere Marin dijo...

Leerte me hace recordar que empecé a comprender a mi madre cuando yo rozaba la cuarentena....así que solo me faltan unos 15 años más para que mis hijos me comprendan a mí.jejejejeje
un abrazo
Tere Marin