sábado, 3 de febrero de 2007

Historias de la puta mili

Buenaaaaas,
¿Qué? ¿pensabas que me había quedado en la montaña? ... más quisiera yo una semanita! Pero no, volví el domingo pasado, y me encontré con la desagradable sorpresa causada por una extraña sensación que el ordenador se había "morido". Un par de días conectando ... desconectado! :( desmontando-montando, probando, cabreando, desmontando-montando. Otro par de días pensando: ¡vaya putada! ¿ahora he de comprar otro ordenador? ... puaff! ya puestos, total 100 más 100 menos, aprovecho y cambio hasta la pantalla, así de paso colaboro más con el sistema. Y otro par de días ordenando el jaleo de discos, carpetas, subcarpetas, instalando, configurando, reconfigurando, cabreando (bis), reconfigurando (bis) ... Y por fin he acabado! (más quisiera yo). Tan solo me quedan instalar algunos programas más, configurar algunas cositas más, leer algunos mensajes ... ¿QUÉEÉ? LOS DE TODA UNA SEMANA! Y CONTESTAR ... algunos.

Así es que si desaparezco otra semana es que estoy recuperando la pasada ... o no :)

3 comentarios:

Tere Marin dijo...

Cambiar de ordenador es como cambiar de casa....dá alegría pero joooooodeeeee.....te esperamos prontito....Abrazos.....Tere Marin

filmín dijo...

Yastoy aquí!
Pues cambiar de ordenador mushhha alegría no da, no. Encima de la pasta que has de soltar el montón de horas que te tiras instalando, configurando ...

Anónimo dijo...

Ostiqueta! I jo que pensava que estaves de "parranda" per París la nuit...!

:) :)